News
Sosteniendo la Luz en la Oscuridad: Peregrinación al Centro de Detención

Artículo de Kevin Tuerff

Fotos de Donald Kennedy

Imagínate que alguien te secuestre y después te amenaza con asesinarte. Te escapas y la policía no te ofrece ninguna protección. ¿No huirías para salvar tu propia vida?

Si esto te llega suceder y logras obtener una visa para los EE. UU., declaras asilo a llegar al aeropuerto JFK, pero después te encadenan y esposan. Te quitan el equipaje y te obligan ponerte un uniforme para la prisión. Te llevan a la cárcel administrada por una corporación durante al menos seis meses mientras esperas una audiencia con un juez de inmigración. En la cárcel, te ofrecen comida que es incomible. Tienes acceso mínimo a la atención médica. Si tuviste suerte, tienes voluntarios de una iglesia que te visitan a la detención semanalmente, por tan solo una hora. Si tuviese suerte, tendrías la ayuda de un abogado que te ofrece ayudarte gratuitamente; de lo contrario, es probable que te deporten y te envíen de vuelta al mismo lugar peligroso que huiste. 

Si te concedieran asilo, te liberaran de esta pesadilla, ¿pero volverías al centro de detención un poco de tiempo después para unirte a una vigilia de oración y visitar a otros detenidos?

Sam, un nuevo refugiado de África Occidental, hizo exactamente eso el domingo 16 de septiembre en el Centro de Detención de Elizabeth en Nueva Jersey. Allí se unió a más de 100 feligreses de las iglesias de San Francisco Javier y San Ignacio de la ciudad de Nueva York para participar en la vigilia y peregrinación de la Red de Solidaridad Ignaciana titulada “Luz en la Oscuridad”. Él y otros se solidarizaron con los inmigrantes que enfrentan la deportación, y con los refugiados que buscan asilo, ofreciendo oraciones y canciones. También participaron otros grupos, como el Centro de Migrantes en San Francisco de Asís, los Trabajadores Católicos y las Hermanas de la Caridad de Santa Isabel.


Más de 100 participantes en la peregrinación recorrieron un viaje de 30 minutos en Newark, N.J., hasta el Centro de Detención Elizabeth.

En cada iglesia católica, una vela arde perpetuamente cerca del tabernáculo como un recordatorio de la presencia del Cuerpo de Cristo. El programa de la Red de Solidaridad Ignaciana invitó a las parroquias, escuelas e individuos jesuitas a unirse a la antigua tradición de una vigila y unión en solidaridad con las familias inmigrantes separadas en la frontera de los EE. UU.

Sam compartió su historia sobre las terribles condiciones en la detención y dirigió al grupo en una oración por los 400 detenidos que están en el interior del centro de detención que buscan libertad en los Estados Unidos.

Sam les dijo a los reunidos: “Durante siete meses, dentro de este centro de detención, nunca vi el sol ni respiré aire fresco. Me obligaron a huir de mi casa, pero nunca pensé que me tratarían como a un criminal cuando vine a Estados Unidos en busca de asilo. Fue una tortura ".

Oración
Dios de la compasión, buscamos tu protección y comodidad para las familias inmigrantes. Para las familias separadas por la violencia y la destrucción, obligadas a huir de sus hogares y todo lo que saben; Para las familias solicitantes de asilo separadas en nombre de la seguridad fronteriza; Para los padres que envían a sus hijos solos a una nueva tierra con la esperanza de construir un futuro para ellos; Para familias separadas aquí en nuestro país por deportación; Brindar consuelo y paz a estas familias. Consuélalos en su tiempo de tristeza. Guía a aquellos en posiciones de poder hacia la compasión. Danos el coraje y la compasión para ser una presencia de bienvenida, de hospitalidad radical para los más vulnerables entre nosotros.  Amén.
Cuando uno de los guardias del Centro salió para desalentar al grupo que se siga acercándose, Sam se acercó y estrechó la mano de su antiguo captor. Fue un momento poderoso.

El grupo caminó en peregrinación durante más de 30 minutos en la calor, yendo desde la parada de tránsito más cercana, pasando por un laberinto de almacenes, hasta llegar al centro de detención. Cuando a los detenidos se les concede el asilo allí, por lo general se los deja en libertad a la mitad de la noche sin ayuda para encontrar transporte público a un refugio para refugiados.

Los inmigrantes detenidos por oficiales de inmigración, conocidos como ICE, están encarcelados bajo la ley civil pero no penal. Según la Coalición Internacional para la Detención, docenas de países solo utilizan la detención como último recurso para los migrantes que buscan refugio. En cambio, requieren registros semanales con los oficiales de la corte de inmigración o el uso de brazaletes de tobillo. Los informes de noticias recientes han brindado descubrimiento sobre la terrible situación de los niños migrantes que fueron separados de sus padres y están detenidos.

 P. Dan Corrou, SJ, dirigiendo a los reunidos para la vigilia de oración.

P. Dan Corrou, SJ, pastor de la Iglesia de San Francisco Javier, dirigió al grupo en oración y dijo: “Nos reunimos en este mar de almacenes para recordar que no se debe tratar a los humanos como mercancía. Todos los seres humanos poseen dignidad y una violación de la dignidad de uno de nuestros compañeros es una violación de la dignidad de todos".

En otros lugares a lo largo de la costa este, la Iglesia Santísima Trinidad en Washington, DC, y la parroquia San Ignacio en Baltimore, Maryland, planificaron una vigilia el 16 de noviembre en la oficina de inmigración (ICE) en Baltimore. La parroquia de San Ignacio de Loyola en Chestnut Hill, Massachusetts, también ha planeado un evento a mediados de diciembre; estas dos reuniones ocurrieron después de la publicación de este artículo.


Sobre el autor

Kevin Tuerff (@channelof_peace) es un feligrés de la Iglesia de San Francisco Javier en Nueva York. Durante 9/11 Tuerff estaba viajando con destino a Nueva York cuando los EE.UU. clausuro todo los aeropuertos después del ataque dejándole a él si ningún destino al que llegar. Tuerff con otros pasajeros encontraron asilo en un pequeño pueblo en Canadá, Gander. Su historia de ser un refugiado estadounidense en Canadá es retratado en un musical de Broadway titulada Ven de Lejos (Come from Away) y su autobiografía Canal de la Paz: Atado en Gander durante 9/11  (Channel of Peace: Stranded in Gander on 9/11). 





Recent News

February 8, 2019 — Indra Acharya was born in a refugee camp in Nepal, was educated by Jesuit Refugee Service and later attended Georgetown University.

Feb. 8, 2019 - Fr. Charles L. Moutenot, SJ, was called to eternal life on Feb. 4, 2019. He was born on June 16, 1946, in New York, N.Y., entered the Society of Jesus at St. Andrew Hall, Syracuse, N.Y., on Aug. 20, 1975, and was ordained on June 9, 1984. He pronounced his final vows on Oct. 19, 1995.

Feb. 7, 2019 - Fr. Paul Gilmartin, SJ, died, at Campion Center, in the early morning of February 4, 2019. He was born, on March 21, 1932. In 1949, he graduated from high school and entered the Shadowbook novitiate. He was ordained a priest at Weston, on June 16, 1962.

Feb. 7, 2019 - In his most recent monthly prayer video, Pope Francis spoke on his February intention, Human Trafficking. "Although we try to ignore it, slavery is not something from other times...we cannot ignore the fact that there is as much slavery in the world today as there was before, or perhaps more."

February 5, 2019 — Today, on the 28th anniversary of his death, the cause for the beatification and canonization of Fr. Pedro Arrupe, SJ, opens.

January 24, 2019 — Migrants should not be used as political pawns in the negotiations over the current government shutdown.

January 21, 2019 — In honor of a great man, here are 31 inspirational Martin Luther King Jr. quotes.

view all news

Search news







Campion Renewal Center
Campion Renewal Center, situated 20 miles west of Boston, is located in a peaceful setting that provides plenty of walking trails through the woods and fields.